BAT BIKOA. Partido táctico. Eñaut Barandiaran.


Transcurría la primera parte del Osasuna-Athletic.  Los comentaristas radiofónicos discutían acerca de si el partido estaba siendo aburrido o no. Una mayoría abrumadora sostenía que si, y el narrador aportaba un dato a su entender harto significativo: la mayor ovación de la parroquia local se la había llevado el anuncio por vídeo marcador de que el Itxako  de balonmano había conseguido el pase para la final de la copa de Europa. El estadio, consciente de la hazaña, rompió a aplaudir, emocionado. La afición del Athletic, en otra muestra  de señorío innegable, se unió al homenaje. Incluso un poeta dadaista les dedico un ditirambo acongojante y acojonante a partes iguales. Es lo que tiene el fariseismo, une mucho. Apuntarse al carro de los ganadores es un hobby que traspasa fronteras físicas, ideológicas o de cualquier tipo. Un minuto después del sentido homenaje, el Itxako volvió a convertirse en un equipo olvidado de un deporte olvidado. Supongo que es lo que quiso sugerir sin decir, decir sin afirmar, el narrador: el partido era tan aburrido que la gente se había fijado en algo tan trivial como una hazaña deportiva de…¡balonmano!  Y, para mas inri… ¡femenino!

Tras algunos comentarios jocosos mas al respecto, la extravagante anécdota cayo en el olvido, y siguieron discutiendo sobre lo anodino del partido. Para zanjar la discusión el director del programa dio paso a uno de los entrenadores de cabecera del programa: silencio, carraspeo, tensión en el ambiente, aliento contenido, y tras un par de eternos segundos en los que el tiempo se paro,  el susodicho prócer del análisis técnico-táctico asevero lo siguiente: el partido no estaba siendo malo. No. Estaba siendo un partido táctico.  Y punto.

Cojonudo, pensé. Tendra razón. Si, suena interesante. Un partido táctico. Es decir, deduje, un partido donde el componente táctico prima  por encima de la preparación física  o de la técnica tanto individual como colectiva de los dos equipos. Pero la definición no me satisfizo. Tenía lagunas, y yo mucho tiempo libre.  La principal, por no extenderme demasiado, era la siguiente; si llevaban 40 minutos de partido, y, según casi todos los comentaristas, y recojo citas textuales,  el partido era un despropósito, solo había habido una jugada hilvanada entre los dos equipos, y el resto era una sucesión de pelotazos, imprecisiones y carreras sin sentido, ¿ en que se sustentaba la opinión de que el partido era táctico?  Minutos después lo aclaro. El rendimiento táctico de los equipos en defensa estaba siendo razonablemente bueno. Esa respuesta podía haber disipado mis dudas. Pero no lo hizo. Estaba cada vez  mas confuso. Así que decidí acudir a las fuentes. Estas son algunas definiciones que encontré sobre el termino táctica:

” Conjunto de estrategias y filosofías de fútbol que se utilizan en los partidos. Generalmente las aplica el entrenador tras un estudio previo de las jugadas y estrategias del equipo contrario. Puede haber tácticas de ataque, con el objetivo de meter los goles, y defensivas, que persiguen evitar que el rival marque”.

Son todas aquellas acciones de ataque y defensa que se pueden realizar para sorprender (combatir) o contrarrestar (neutralizar) a los adversarios en el transcurso del partido con el balón en juego”.

Encontré otra muchas, pero creo que estas dos resumen bastante bien el concepto. Analizándolas un poco mas detenidamente, a lo que dedique, como poco, tres minutos, encontré, que, efectivamente, se habla de táctica referida a principios  defensivos, pero también, oh, sorpresa, ofensivos. Y entonces me hice la siguiente pregunta: ¿ si ese mismo partido, transcurridos 40 minutos, hubiera ido 6-5 o 5-6, por ejemplo, con una brillante ejecución de principios ofensivos,  y alguien hubiera consultado al técnico de cabecera, este hubiera dicho que era un partido  táctico?¿  O mas bien hubiera recurrido al tópico de “partido loco”? Y de esa pregunta, nació otra, y sin querer mellizos: ¿ Por que un partido donde dos equipos son incapaces de dar dos pases seguidos es un partido táctico, y uno donde  las defensas se visten de chirigota es un partido loco?  

Lo que divierte al espectador se identifica con desorden, caos y trivialidad, y se devalúa como si fuera un partido de patio de ikastola. A lo mortalmente aburrido, en cambio, le sobreviene deux ex machina una pátina de seriedad, y categoría de partido táctico, prestándose a sesudos análisis de supuestos expertos, cuando en realidad no es mas que una burla continua y continuada a quien sustenta el espectáculo con su pasión, ilusión y dinero.  Es decir, a nosotros.




Anuncios

2 comentarios sobre “BAT BIKOA. Partido táctico. Eñaut Barandiaran.

  1. El domingo pasado mi planteamiento tactico tambien fue nulo,mejor dicho erroneo, como era el Txacoli-Eguna en Larrabetzu,tome media docena de txakolis y despues de comer entre en el paraiso de los borrachos y en un profundo sueño, tan profundo que cuando desperte ya habia teminado el partido.Me encontre con mi amigo Bartali que en sus años mozos fue jugador del Lemona y me dijo que fue un partido en el que el criterio futbolistico fue el que utilizo el otro dia el Lemona en la final de la copa federacion, patadon a la cabeza de un delantero alto para acertar en segunda jugada; asi le fue, dilapido una ventaja de dos goles y a los 10 minutos de la segunda parte perdia 0-4 y habia que ver la cara de tristeza de los lemoatarras, a un amigo comun se dirigio Meñica diciendole “tienes peor cara que el dia del funeral de tu padre, acto seguido salimos del campo por que daba pena ver el agujero en el centro del campo del Lemona aprovechado por un jugador del Calvo Sotelo que fue tecnicamente mediocre ,pero tacticamente decisivo.Si el señor Larrazabal tiene en mente entrenar algun equipo del Atlhetic aun tiene mucho camino que recorrer.Se me olvida decir que el sr Larrazabal al dia siguiente en prensa dijo que no tenia justificacion y reconocia el error.”de sabios es rectificar y eso empieza al reconocer el error, no como el Andaluz que tenemos que soportar, aunque con el equipo en europa decir algo en su contra es muy arriesgado

  2. Ese mismo criterio futbolístico (patadón arriba y el delantero que se busque la vida) lo empleó el domingo por la mañana un equipo en Santo Cristo (¿?) y ganó 3 a 0. Quizá fuese debido a la diferencia de edad (!¡). Por comentar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s