BAT BIKOA. De Steve Jobs a Johan Cruyff. Mikel Aguilar


No conocí a Steve Jobs, no sé si era buena o mala persona, y poco sé de los aparatos que el diseñaba, mas allá, de su bonita estética o lo fastidioso que es Itunes.

Pero sí es cierto que me llamaba la atención, será por sus zapatillas New Balance (esta marca sí que le debe dinero), por los vaqueros… Era un personaje que capturaba mi concentración, como Messi cuando encara a un rival. Cuando aparecía, algo pasaba, el mundo temblaba.

Estos días he releído el discurso de Stamford de Jobs, prestigiosa universidad americana, donde tienen la costumbre de recibir charlas de personas que tienen algo que decir (Recomendable la lectura del libro “La última Lección”, también una charla de estas). En ella, Jobs, hablaba de cómo fundó Apple en un garaje, de los difíciles comienzos,…  Pero su mensaje se centra básicamente, en la conciencia de que la vida es limitada, y la necesidad de hacer de ella algo que merezca la pena.

En el mundo del futbol, salvando las distancias, Johhan Cruyff ha sido otro visionario. De ambos me llama la atención, la seguridad en sí mismos, a la hora de afrontar proyectos.  En este mundo, solo se valora, o solo se atiende, a los que sus palabras, vienen refrendadas de resultados. Seguramente la diferencia entre Mikel Aramaio, Lillo y Cruyff, es que el último tiene un micrófono, debido a cinco ligas. Si no las hubiera ganado, sería considerado en muchos ámbitos, no un visionario sino un pirado.

He leído muchas biografías de entrenadores de futbol, si lo pienso, muchas más de las necesarias, y haciendo caso a Jobs, he perdido un tiempo que no voy a recuperar. De ellas, todas muy basadas en tópicos, el esfuerzo,…. La de Cruyff, (mas que su biografía su libro), es un repertorio de ideas brillantes. Una forma valiente de entender el futbol y la vida misma:


Todos los entrenadores hablan sobre movimiento, sobre correr mucho. Yo digo que no es necesario correr tanto. El fútbol es un juego que se juega con el cerebro. Debes estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado, ni demasiado pronto ni demasiado tarde

Si el equipo contrario tiene un jugador inteligente que se desmarca muy bien, siempre optamos por la solución más sencilla: que no le marque nadie. Si no le marca nadie, no se desmarcará

Si el rival tiene dos delanteros buenísimos, uno de sobresaliente y otro de notable, lo normal sería emparejar a nuestro mejor marcador con el sobresaliente y mi defensa notable con el delantero notable. Pues no. Nosotros no lo hacemos así. El bueno nuestro marca al menos bueno de ellos. Un problema menos

Quiero jugadores que puedan hacer movimientos decisivos en espacios pequeños, quiero que trabajen lo menos posible para ahorrar energía para esa acción decisiva

Si tocas una vez, juegas muy bien. Si tocas dos, bien. Si tocas tres, mal

 No solo en la vertiente deportiva sino en todo lo que la rodea, Johan lo tiene claro. Para mí, no es un genio, sino un tipo valiente, como Jobs, que ha hecho lo que quería hacer, y eso le ha llevado al reconocimiento.

El problema es que buscamos el reconocimiento y para ello, hacemos cosas. En palabras de Jobs, vivimos la vida, desde los demás y no desde nosotros. Tampoco hay que ser tan ingenuo de pensar que el que ama su profesión, y vive dándole sentido, triunfa. El triunfo es precisamente vivir la vida de esa manera, no que el resto te lo reconozca. Es posible que algún día lo haga, pero si has vivido la vida amándola, eso no va a importarte.

Por tanto, mi homenaje a Jobs, no es a los famosos, sino a los valientes, a los que como dijó para cerrar su discurso: Viven alocados y viven hambrientos.

Anuncios

Un comentario sobre “BAT BIKOA. De Steve Jobs a Johan Cruyff. Mikel Aguilar

  1. El descodificador, sobre Steve Jobs http://www.eldescodificador.com/2011/10/09/cumpleanos-feliz/. Lo que sigue es un extracto:

    En este tiempo de gurús, la muerte de Steve Jobs solo podía provocar un tsunami de admiraciones y condolencias. Jobs representa aquello que todos los ideólogos del planeta desean ser: el perfecto vendedor, el millonario ideal. No un comercial de los de maletín roído y suelas desgastadas, no un millonario de los de barriga y puro cubano, sino un vendedor-millonario disfrazado de intelectual, de innovador, de mesías. Con una fortuna valorada en 7.000 millones de dólares, y una empresa con más dinero que la tesorería de Estados Unidos, Jobs era el espejo en el que se miran muchos de nuestros líderes, empresarios capitalistas camuflados de visionarios alternativos. Forrado, sí, pero moderno y talentoso. Y es que los vendedores de licor de serpiente, aquellos que viajaban en carretas por caminos polvorientos de Montana, ahora navegan por la red a la velocidad del wifi del Starbucks.

    Jobs fue un empresario de culto. De culto al éxito. Representa el diseño y la innovación, pero también el consumismo feroz y la banalidad estética. Sus seguidores son fetichistas de la tecnología y el diseño. Quien le compare con Einstein o Edison, quien niegue que Apple explota a trabajadores (incluidos niños), quien vea en su famoso discurso en la universidad de Stanford algo más que simplezas (“tengan el coraje de seguir a sus corazones e intución”; “la muerte es el destino que todos compartimos, nadie ha logrado escapar”, “Retira del camino lo viejo para dar paso a lo nuevo”; ”Su tiempo es limitado, así que no lo malgasten viviendo la vida de otro”…), ha sido cegado por el brillo de la carcasa de su nuevo Mac Pro MC725Y/A de 2.500 euros.

    El bloguero neoyorkino Hamilton Nolan escribe en Gawker: “Steve Jobs ha muerto. Un genio de la tecnología ha fallecido. Triste. Ciertamente una terrible pérdida para los amigos y la familia de Steve Jobs y los ejecutivos y accionistas de Apple. ¿Y el resto de ustedes? Cálmense un poco”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s