Afición romántica y entregada busca plantilla eterna. Mikel Aguilar


Los antiguos filósofos griegos situaban las aspiraciones del hombre en la eternidad. Pero la sociedad de hoy en día solo encuentra eterno el fin de mes, y sitúa la felicidad en Benidorm o en un todo incluido de la Rivera Maya.

No muchos conocen a Matt Le Tissier, Le God. O al menos, no es tan conocido como Cristiano Ronaldo o David Beckham. Le Tissier era un futbolista espectacular, con una clase superlativa. Sus goles son de otra galaxia, y recomiendo encarecidamente detenerse a admirarlos en  youtube. No es tan conocido porque a lo largo de su vida decidió tomar un camino: Jugar en el Southampton. Simplemente porque era feliz allí. Disputó más de quinientos partidos y marcó más de cien goles. Su decisión de permanecer en el club de su vida le negó la efímera gloria de ser conocido por todos, para ser un futbolista eterno para unos pocos.

No hay que haber visto a Andoni Goikoetxea jugar para venerarle como a un mito, ni a Rafa Iriondo, ni a Javi Clemente, Mr Pentland… ni tantos otros que fueron construyendo y construyen el Athletic.

Cuando un jugador se sitúa frente a la oferta de renovación del club de Ibaigane, no está ante un papel como otro. No va a firmar un contrato de trabajo. Se coloca frente a una estrofa de un poema fantástico. Tiene la oportunidad de ser admirado de por vida, de abrirse una puerta en el corazón de una provincia.

Quizás sea más admirable jugar unos cuantos partidos en Champions, varias internacionalidades, o ser más rico que muy rico. Yo sigo pensando que hay curriculums que engordan el ego, pero adelgazan el alma.

Siempre habrá jeques dispuestos a comprar jugadores, aficiones y escudos, incluso títulos. Pero no podrán pagar la fidelidad, arraigada en el sentimiento, no de pertenencia sino de respeto.

Quizás todo sea una utopía, quizás ese futbol y ese club que era el Athletic ya no existan, pero como dijo Lorca, la poesía es unir dos palabras extrañas que parecía no podían juntarse, y que juntas forman un algo así como un misterio. Ese misterio es el Athletic, sus extraños valores y su más extraña afición.

Anuncios

Un comentario sobre “Afición romántica y entregada busca plantilla eterna. Mikel Aguilar

  1. ME HA GUSTADO MUCHO EL TEXTO,ETOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON LO QUE COMENTAS.
    CUANDO COJEMOS UN POCO DE FAMA ,PERDEMOS TODOS LS VALORES.
    SOLO VEMOS DON DINERO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s