Las filtraciones deberían ser dopping. Eñaut Barandiaran


Empezare por reconocer que no he podido ver el partido, y por si esto fuera poco, mientras escribo esto estoy viendo Euskadi Pregunta, con Urkullu como protagonista. Se lo reconozco abiertamente para que sean indulgentes conmigo. Puede que a alguno se le ocurra pensar que si no he visto la nueva derrota del equipo poco tendré que decir, pero se equivoca: hace tiempo  que lo que pasa en el verde no le importa prácticamente a nadie, y a la escasa resistencia que le sigue interesando lo que sucede durante los noventa  más descuento le debe resultar harto difícil no distraerse con la cantidad de noticias paranormales que genera el club a diario. Como decía un gran filosofo que tuve de entrenador hace años “esto no es un club, es un puti club”. Se refería a la anarquía que reinaba en la institución, bastante más modesta y con menos medios que el Athletic. Tengo cierta ventaja sobre otra mucha gente, porque no leo El Correo Español, ni escucho Radio Nervión, ni veo Tele Bilbao, soy un tipo raro, de los que para intoxicarse prefiere el Kebab, pero aún así, a pesar de mi nulo interés por saber lo que piensan los gurús de la información en rojo, blanco, y bastante de amarillo, me resulta imposible abstraerme del todo, porque lo relacionado con el Athletic dejo de oler a rosas hace ya algunos meses, a finales de Mayo concretamente.

Precisamente, de finales de Mayo es la grabación que hoy se ha filtrado a El desmarque Bizkaia, filtración atribuida a algún jugador. Soy consciente de que mi opinión en este tema puede no ser muy popular, pero no creo que haya sido ningún jugador. Para ser más exactos, no me lo puedo creer. Porque si es cierto, como los conspiranoicos afirman, que los jugadores le están haciendo la cama a Bielsa, y esta grabación miserable va en esa línea, el jefe de operaciones de la conspiración debe ser cesado de todos sus cargos pero ya. Y no lo digo por lo infantil y estúpido que resulta ponerse a grabar una conversación en un vestuario, otrora el único espacio sagrado del futbolista, tras haber sido humillado en la segunda final consecutiva, y después filtrarlo, sino porque en esa charla,  la figura de Marcelo Bielsa, lejos de desacreditarse, se vuelve a agigantar hasta convertirse en un referente para el aficionado del Athletic. Sus primeras palabras de reproche para los jugadores tras la debacle de Madrid no fueron por haber trabajado mal la presión o no haber sabido tapar a Messi, sino porque hubiera jugadores riéndose mientras la afición se marchaba del campo desconsolada. Si a alguien le hace daño esta grabación no es al técnico rosarino precisamente, y utilizarla con tal fin solo serviría para constatar que la operación de acoso y derribo contra Bielsa la dirige Pierre no doy una.

Veo gente temerosa de que todo esto desemboque en una dimisión de Bielsa, o en un cese provocado por la actitud de algunos jugadores. Con todos sus defectos, que son muchos, Josu Urrutia ha demostrado cierta originalidad de agradecer a la hora de tratar situaciones que en el fútbol moderno suelen ser de sota, caballo y rey.  Yo no creo que los jugadores pretendan librarse del técnico argentino, pero si así fuera sería recomendable que el presidente del club lanzara un mensaje alto y claro a la plantilla. Aunque esto ya es divagar, suponer y elucubrar, y para eso ya están esos programas que ninguno escuchamos pero que en el fondo tanto nos gustan. Más madera… Por cierto, que el Athletic ha perdido 3-1 en otro partido horrible. Por comentar…

Anuncios

2 comentarios sobre “Las filtraciones deberían ser dopping. Eñaut Barandiaran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s