El tipo de la fila de abajo. Eñaut Barandiaran


“¿Pero? Qué hostias hace Aduriz ahí si el centro lo tiene que remat… ¡Goooooooooool!”. El tipo de la fila de abajo es un tío relativamente majo, aunque algo cansino: alguien le rió una broma allá por 1922, antes de la crisis del 29, y desde entonces se cree con derecho a torturarnos todos los partido con ocurrencias varias, que van desde  juegos de palabras como cambiar el nombre de Xabi Castillo por Castigo, pasando por chistes supuestamente ingeniosos relacionados con el origen de los rivales, tales como “súbete a la Giralda y pedalea” o “Michel, ya me estás tocando los cataplines”, sin olvidarnos de insultos que harían enrojecer de vergüenza ajena a una berza, como, por ejemplo, “Reyes, que tienes más de mendigo que de Rey”. Observándole, uno no puede evitar imaginárselo ensayando los chistes delante del espejo de casa, su mente atrofiada por el chiquiteo en altura fabricando aplausos y risas desternillantes que sólo existen en esa azotea llena de goteras de vino peleón. Reconozco que a veces, pocas, me hace gracia, pero no compensa el precio de la broma decente por metro cuadrado, teniendo en cuenta que hay que aguantarle cada minuto que dura el partido: Si el Athletic está jugando bien, o muy bien, como ha pasado hoy durante la primera parte, te distrae del juego con su chachara torrencial, y si la cosa pinta azuloscurocasinegro, como durante la segunda, acaba desquiciando hasta al militante de Equo más vegano, que tienen pinta de ser una gente con aerofagia, pero muy tranquila. Pero como dijo Churchill, eso es la democracia. Sé que la frase no es suya, pero Churchill es el tipo al que se le endosan las frases que uno no sabe a quién pertenecen o directamente se las inventa.

“No le va expulsar por eso, en la primera parte ya se ha visto que el árbitro tenía sentido com… ¡Hijo puta! ¡Albino! ¡Qué bien hacían en quemaros en la edad media!”. No he querido preguntar si se refería a los pelirrojos o los árbitros, aunque en la edad media eran muy de quemar en general, como concepto. Hablando de gente que se ha librado de la hoguera, espectacular ovación a Gorka Iraizoz tras una doble parada. Si es un poco listo, cosa que no dudo, sabrá que se trata tan sólo de una tregua. No pasara mucho tiempo hasta que el tipo de la fila de abajo vuelva a gritarle “muévete un poco, que pareces un cono de obra”.   Mientras, démonos un respiro todos y disfrutemos de esta segunda victoria consecutiva en liga.

Anuncios

2 comentarios sobre “El tipo de la fila de abajo. Eñaut Barandiaran

  1. Francamente, de todo esto ya hablba hace casi un siglo el maestro Ortega en la rebelión de las masas. El sentimiento que recoges en tu artículo es equiparable a la verguenza ajena que producen casi todos los contenidos de las tertulias- ya radíofónicas ya televisivas- con gentes ágrafas, propietarias de verdades que, por ser las suyas, son tan contundentes e irrefutables como las respuesta que les brinda sus compañeros de plató en esos monólogos cruzados … Será lo que toca. En unos casos (tertulianos) cobrando, en otros en plan catarsis, pero dando el partido a los vecinos. Y no repliques, que si no, eston ineducados silvestres te tachan de intolerante. Enfin, magnífico como siempre Eñaut. Pero en esta ocasión, además, transcendente y compartida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s