Alfred Hitchcock presenta… Eñaut Barandiaran


Supongo que muchos no recordaran, y muchos otros ni siquiera conozcan, un programa televisivo de hace unas décadas llamado Alfred Hitchcock presenta. La mecánica del programa era relativamente sencilla; cada semana, el genial y orondo director ingles presentaba a los espectadores la historia que iban a ver a continuación, en general de misterio o terror, con tramas independientes y autoconclusivas, personajes nuevos, y escenarios distintos para cada emisión. Una vez finalizado el capítulo, la rebosante figura del genio del suspense volvía a pantalla para cerrar el programa, siempre con una acertada reflexión, en forma de moraleja o comentario sarcástico, sobre lo que acababamos de ver en nuestra pequeña pantalla.

Imaginemos por un momento que el partido de anoche se tratara de un capitulo de la mencionada serie, y que la rebosante figura de Sir Alfred asoma en la previa del partido, para anunciarnos el emocionante capítulo que vamos a ver a continuación: nos la hubiera presentado como una truculenta historia, mezcla de terror puro y duro en el caso del Mallorca, con un balance de 2 puntos sobre 30 y un 0-5 en la ida de Copa, y terror psicológico(aunque me da que Alfred hubiera aborrecido el termino) en el caso de los nuestros, donde lo que de verdad da miedo no es lo que se ve, sino lo que se adivina, una amenaza latente que condiciona el día a día de una familia mejor avenida en la teoría que en la práctica. Un relato plagado de seres atormentados y amenazados (Bielsa y Caparros), sospechosos habituales con propósito de enmienda (San Jose, Iraizoz), secundarios con ganas de comerse la pantalla (Aymeric Laporte), artistas de vida disipada (Muniain, Herrera), villanos de medio pelo ( toda la defensa del Mallorca) y un anti-héroe obligado por la traición del guapo oficial (Fernando Llorente) a ejercer de líder (Aritz Aduriz). Todos los ingredientes necesarios para construir un guión sólido, interesante, lleno de emociones y giros imprevistos, y por supuesto, un final del gusto del espectador, siempre que este observe la realidad en rojo y blanco.

Una vez terminado el encuentro, volvería a aparecer Sir Alfred en pantalla para recordarnos lo siguiente: el Athletic no mereció ganar, y el triunfo se cimento, en gran medida, en la labor del portero. El equipo sufrió en varios tramos del partido ante un Mallorca que mejora exponencialmente cuanto más enmarañado esta el partido y se suceden los rechaces, las faltas y las jugadas de estrategia, pero naufraga si el rival ordena sus ideas, se hace dueño de la pelota, circula con sentido y los bermellones se ven obligados a guarecerse en la trinchera. En esos tramos los de Bielsa se mostraron muy superiores al conjunto de Caparros, pero por desgracia fueron solo fogonazos dispersos, y apenas vinieron acompañados de ocasiones claras de gol.

Aun así, una buena diagonal y otro gol de Aduriz sirvieron para apuntalar un triunfo que permite respirar con mayor tranquilidad esta semana, a la espera del siguiente capítulo, que a lo mejor sera algo menos oscuro, más luminoso, sin llegar a ser comedia, pero sin tanto sobresalto. Veremos…

Anuncios

2 comentarios sobre “Alfred Hitchcock presenta… Eñaut Barandiaran

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s