Pagafantas. Eñaut Barandiaran


A los aficionados del Athletic se nos esta empezando a quedar cara de pagafantas. Si, ya saben, ese tipo simpático, fiel, sensible, inteligente y agradable, enamorado de una mujer inalcanzable que lo ve como… un peluche, poquito más, por mucho que él no desespere y luche contra su estigma de abrazafarolas. Y ahora mismo, transcurrida ya más de media peli (liga), nos encontramos con qué, pese a todos nuestros esfuerzos por conquistarla, nuestra amada flor se va a ir con el rubiales o cachas hormonado de turno, y, entre indignados y deprimidos, no podemos dejar de exclamar aquello tan Hollywoodiense de: “¡ Esto no es justo!”. Y no lo es, porque, una vez más, y ya no sé ni cuantas van, ni el Athletic mereció tanto castigo ni su rival, en este caso un Espanyol en racha, hizo méritos para semejante goleada.

El problema radica en qué, por mucho que nos empeñemos, debiéramos darnos cuenta de que esta no es una comedia romántica, sino una de indios y vaqueros, donde impera la ley de los goles, y por lo que se ve, en el reparto de papeles, a nosotros nos ha tocado en el bando de los tiradores torpes, un Sheriff digno de “Pesadilla en la portería”, si algún día La Sexta lo hace, y un equipo con graves trastornos de personalidad que no sabe si es indio o vaquero, y lo mismo le da lanzar una flecha que pegarse un tiro (o cuatro, como hoy)en el pie. Como decía el chiste, por lo demás bien. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s