Reincidente. Mikel Aguilar


No podemos decir que no sabíamos de qué iba esto, ni que no estábamos avisados. El Athletic es como ese niño que se porta bien ante el inminente castigo del descenso, pero que no acaba de aprender la lección, y repite sus fechorías con la insistencia de la inocencia o de la inconsciencia.
El Athletic realizó un nuevo ejercicio de impotencia y desgana que concluyó como casi siempre. No serán estos unos puntos que sumará Bielsa a lista de los merecidos, ya que incluso durante el rato del partido que el Athletic tuvó aproximaciones con peligro, lo hizo con timidez, pidiendo permiso, sin querer molestar a un rival, que ha sacado seis puntos al Athletic con poco más que orden.  
Decía Iturraspe que el gol le había cogido desprevenido, pero no fue lo suficientemente preciso. Cada actuación del Athletic se mueve entre la improvisación y el despiste individual.
Si las jugadas de estrategia son la evidencia de la concentración e intensidad de un equipo, no hacían falta más de diez minutos para apurar la cerveza e irse a casa o al cine.
Y es que el Athletic no se concentra ni en el vestuario, ni en los despachos, ni siquiera entre las filas 0 del nuevo San Mames. El futbol, en forma de rival, penaliza a los que no creen. Porque generalmente ganan los mejores, pero cuando esa mejora no es tan manifiesta ganan los que creen que son mejores. Y parece ser que el mago de Bielsa no ejecutó bien su papel de Pesadilla de Navidad, y no llevó al Athletic a reconocerse en el fantasma del pasado.
Es difícil creer que esos jugadores por los que pujaba media Europa, y la otra media, admiraba, se encuentren con un escudo que les pesa demasiado, y casi no les deja correr. Casi un año después cuesta reconocer a Susaeta, Iturraspe, De Marcos, Iraola,… pero es probable que ellos también sean víctimas de ese trastorno, que no les permite identificarse en el espejo.  
Y buscándose en el espejo, maquillándose para encontrarse con uno mismo, estarán a lo largo de la semana para encarar un partido tan importante que sólo se puede ganar, si no te cogen desprevenido.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s