Que se vea lo que queremos ser.


“Que se vea lo que queremos ser”. Esa fue la premisa con la que el Athletic saltó al Bernabeu, en palabras de Mikel Rico al finalizar el encuentro. Partiendo de la base de que  el momento propicio para visitar al Real Madrid no existe, ya que, o por h, se encuentra en racha y está lanzado, o por b, es un submarino inmerso en cualquiera de las doscientas crisis que vive cada temporada por un par de malos resultados y necesita redimirse, hacerlo sin la mitad de tu once titular no invitaba al optimismo precisamente. Mirar la alineación del Athletic, más aldeana que nunca respecto a la poderosa galaxia florentiniana, con sus mejores piezas en la enfermería o de baja por sanción, producía hasta cierta ternura, tan evidentes asomaban las costuras y el aire de circunstancias.

Sigue leyendo “Que se vea lo que queremos ser.”

Athletic de todos los santos.


Laporte se disparó en el pie en Eibar, Valverde jugó a la ruleta rusa con la alineación de Villareal, Gurpegi no quiso ser menos que su compañero francés jornadas atrás y la pifió de similar manera ese mismo partido, y anoche San José coronó el esperpento en el primer gol. Por si todo ello fuera poco, en el segundo toda la banda izquierda y parte de la defensa decidió darle contexto global a lo que parecían ser errores individuales. De estar vivo, Charlon Heston estaría orgulloso de este equipo, y no es descartable que en la convención anual de la asociación del rifle se les rinda un merecido homenaje a los heroicos, aunque algo torpes, combatientes rojiblancos. Puede, incluso, que hasta alguien tan poco sospechoso como Froilán de todos los Santos se aficione al Athletic. En pocos sitios encontrará mayor comprensión a su indisimulada afición por dispararse en el pie. La cara de idiota que se nos lleva quedando a todos desde hace mes y medio a él le viene de serie, así que un problema menos.

Sigue leyendo “Athletic de todos los santos.”

Iazko harri pisutsu eta eramangaitz bera


Athletic iazko liga hasiera kaskarra errepikatzen ari da. Ondo hasten dena ondo bukatzen dela dioen esamolde horretan ez zaigu sekula erdian gertatzen dena azaltzen, eta zuri gorrien kasuan bi denboraldi daramatzate hasieran goia joz jarraian pott egiteko. Napoles eta Superkopa ondorengo ajeek berbera dirudite, zantzu guztien arabera: joko kaskarra, txandakatze antzuak eta puntu uzta urria. Valverdek sarritan aipatu izan du joan den denboraldian gertatukoa sakon aztertu dutela, eta bazirudien orduan jasotako eskarmentuak eta aurten burututako fitxaketek lagunduko zutela iazkoa ez errepikatzeko ahaleginean, baina usteak erdi ustel.

Sigue leyendo “Iazko harri pisutsu eta eramangaitz bera”

Un mar de fueguitos versión futbolera (Basado en el texto “El mundo” de Eduardo Galeano). Eñaut Barandiaran


No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. El Real Madrid es fuego grande, gigante, una pira en constante combustión que se alimenta por igual de ambición, megalomanía, dinero, poder y gloria deportiva. Es fuego de palet y gasolina, devastador en la victoria, para su contrincante, pero también en la derrota, para sí mismo. El Athletic, ante el Real Madrid, es fuego chico, lumbre casera, de chapa o fuego bajo, de leña cortada, apilada y secada por el sol de la primavera anterior, menos espectacular, pero más duradera, de la que parece que se apagará en el minuto 15, por esa mentira del cansancio físico y la fatiga acumulada,  pero aguanta firme todo el partido, y cuando flaquea recibe fuelle de las bufandas al viento de San Mames, fuego de todos los colores, principalmente el rojo y el blanco.

Sigue leyendo “Un mar de fueguitos versión futbolera (Basado en el texto “El mundo” de Eduardo Galeano). Eñaut Barandiaran”

Una idea genial. Eñaut Barandiaran


El Athletic compitió los dos primeros minutos de partido en el Bernabéu. Ciento veinte segundos en los que persiguió el balón con más ahínco y tesón que acierto. De lo que sucediera a partir del primer gol de Cristiano poco puedo decir. Haciendo caso a aquel viejo tema de Doctor Deseo apagué el televisor: Esta es una historia gris con final feliz, una genial idea: ¡apagué la televisión! Y la bruja del aburrimiento se me insinuó, un brebaje me ofreció, con su varita me atizó… Aquí la cosa no fue para tanto, se trató de una historia gris, cierto, pero no tuvo, ni había esperanzas de que tuviera, final feliz. Las visitas al Bernabéu se han convertido en cualquier cosa menos un partido de fútbol. La esencia del fútbol reside en la competencia entre dos rivales, y desde hace demasiados años eso no se da, por motivos más que conocidos. Aunque parezca que es el equipo de casa quien comparece con la vestimenta blanca, son los rivales como el Athletic los que aparecen en escena agitando banderas blancas en señal de rendimiento total y absoluto casi antes de que comience el espectáculo.

Sigue leyendo “Una idea genial. Eñaut Barandiaran”

La jauría rojiblanca. Eñaut Barandiaran


imgresLos duelos Athletic Club-Real Madrid son un subgénero propio dentro de la historia de La Liga. Dos equipos que no han pisado otro suelo que el de primera división y acumulan duelos de tú a tú desde principios del siglo pasado, aunque el devenir de la historia, en forma de Ley Bosman, reparto de los derechos televisivos o generosidad de Bankia, haya ido ahondando las diferencias entre uno y otro hasta tal punto que a día de hoy, y desde hace casi tres lustros, son pocos los partidos en los que el Athletic le ha presentado batalla al Real Madrid, y la mayoría de ellos, salvo contadísimas excepciones, siempre al abrigo de San Mames. Como muestra, los merengues se dejaban en la capital 96 millones (en moneda Neymar, imagino) y contaban con Jesé, Di Maria o Isco para sustituir al gales Bale.

Sigue leyendo “La jauría rojiblanca. Eñaut Barandiaran”

Excusas. Eñaut Barandiaran


Existía la impresión generalizada, sustentada en datos como los aportados por la web juego de cabeza, http: //juegodecabeza.com/el-viaje-a-ninguna-parte/, de que era necesario que los astros se alinearan y el árbitro no se alineara con el Real Madrid para que el Athletic pudiera sacar algo del Bernabéu. Pero lo que sucedió fue que el único astro que se alineo el sábado resulto ser Karim Benzema, y el árbitro no señalo una mano clarísima de Coentrao con el 3-1 en el marcador. Todo esto puede alimentar la leyenda del pobrecito Athletic, una víctima propiciatoria en terreno hostil, pero esta actitud sólo podría servir para enmascarar un esperpéntico partido de los rojiblancos: El Athletic no fue víctima más que de su horrible partido, su manifiesto complejo de inferioridad ante un rival que ni siquiera se vio exigido a demostrar su mejor versión, y siendo honestos, aunque el árbitro hubiera pitado  el penalti y el Athletic lo hubiera marcado, si el Real Madrid se hubiera visto en la necesidad de marcar 16 goles, no habría tenido excesivos problemas en marcar 12 o 13.

Reconozco que me repatea el mensaje de que en Madrid es imposible ganar, el árbitro etc.… cuando los meritos contraídos durante los 90 minutos no sirven ni para salvar al utillero.  Son mensajes de equipo pequeño, acomplejado y llorón, que no atienden a la grandeza de un club como el nuestro. Nos podremos quedar en el lamento, en la crítica descarnada a Llorente por saludar a un sector de la afición madridista que le aplaudió porque le ve como una especie de Cid Campeador en manos del vasco infiel, obviando que al finalizar el partido el resto de sus compañeros volvió a intercambiar camisetas con su rival como si no hubiera pasado nada y todo lo acontecido entrara en el guión, pero la realidad es que el Athletic dio autentica lastima.

Aunque, bien es cierto que lo más grave no fue el marcador ni la pobre imagen del equipo, sino los canticos de un sector de la afición madridista a Gurpegi y Susaeta, y sobre todo,  la actitud miserable y cobarde del árbitro,  que se negó a reflejarlos en el acta con la triste excusa de que “no escuchaba nada”, cuando se podían escuchar alto y claro por televisión. Excusas, y más excusas, para justificar lo injustificable. Lo ”bueno” de presentarse como  víctima es que la responsabilidad de lo que ocurre es siempre de un tercero. Lo malo, que te lo acabes creyendo.

BALOI BATEN ATZETIK. Osasuna-Athletic. Eñaut Barandiaran


A la tarde me comentaba una persona muy querida (no desvelare su nombre, porque no ser aficionado del Athletic está empezando a ser delito en Bizkaia), pero a la que el futbol se la trae al pairo, que el derbi iba a ser muy emotivo, por aquello de que jugaban contra Caparros. Intente explicarle que aunque vistieran del mismo color el Mallorca y el Osasuna no son el mismo equipo, pero no creo que mi respuesta le interesara lo mas mínimo. A la luz de los acontecimientos posteriores, y aunque en el momento el comentario me hizo gracia, debo reconocer que resulto ser premonitorio: el Athletic perdió  ante un rival que gano como muchas veces, incontables, lo hacia el equipo de Caparros: a balón parado.  No solo en eso se parecen el actual equipo rojillo y el pasado Athletic: anoche se mostraron como un equipo aguerrido, intenso, directo, de transiciones vertiginosas, poderoso en el físico y la estrategia,  pero también sobre actuado (en el caso de Raul Garcia) , sobre excitado (Sergio no debió acabar el partido por una agresión a Llorente), y algo marrullero ( los recoge pelotas terminaron expulsados por el arbitro).

Sigue leyendo “BALOI BATEN ATZETIK. Osasuna-Athletic. Eñaut Barandiaran”

BALOI BATEN ATZETIK. Real Madrid-Barcelona. El futbol es un juego de 11 contra 11 donde suele ganar el mejor. Mikel Aguilar


Las reflexiones post-partido van mucho más allá de lo que generalmente se ve en el terreno de juego. De hecho, tan allá, que generalmente superan lo acontecido.

Sigue leyendo “BALOI BATEN ATZETIK. Real Madrid-Barcelona. El futbol es un juego de 11 contra 11 donde suele ganar el mejor. Mikel Aguilar”